sábado, 23 de agosto de 2014

¡Bienvenidos!

¡Bienvenidos! Antes de nada, tanto para los que me conocéis como para los que no, es fundamental que entendáis que me desvivo por el cine, es mi afición favorita desde que tengo uso de razón, algo que además ha quedado patente en la red tras escribir numerosos artículos en otros espacios de relativo éxito donde compartía mi afinidad por el celuloide con otras personas a las que siempre estaré muy agradecido. Lo cierto es que hacía meses que no escribía por una serie de motivos que no viene al caso relatar, sin embargo este verano me volvió a picar el gusanillo y me apetecía probar una experiencia en solitario en mi línea habitual, sin pretensiones de ningún tipo, ya que nunca me he considerado un experto en la materia.

Mi único objetivo es publicar reseñas sobre las películas que considere oportuno, tratando de abarcar un amplio abanico: desde cine comercial hasta independiente, sin olvidar el clásico o el de autor. Y no cabe duda de que la intención es hacerlo de forma amena, con una invitación directa al intercambio de opiniones; que es, bajo mi humilde punto de vista, para lo que existen este tipo de foros. 

Dicho esto queda claro que este blog va dedicado exclusivamente a vosotros: los cinéfilos, aquellos que, como yo, dedicáis una considerable fracción de vuestro valioso tiempo para reír con una buena comedia, llorar con un profundo drama, o saltar de emoción con una trepidante secuencia de acción. A todos los que lo hagáis os felicito, porque eso significa que queréis identificaros con vivencias ajenas a las vuestras, que desconectáis de la realidad que os rodea para compartir la de otros, y, fundamentalmente, que sabéis soñar despiertos; quizás una de las habilidades más preciadas de la vida y que muchos deberían poner en práctica... ¡Eso es amor por el Séptimo Arte y lo demás son tonterías!

Juanmez