sábado, 28 de enero de 2017

Lion (2016)

Aspectos positivos: ¡Por fin un drama a la altura de los Oscar este año! Lion narra magistralmente un viaje al estilo homérico de autodescubrimiento que conecta fácilmente con el espectador a través de una máxima universal: la búsqueda de la identidad personal, algo muy valioso que nadie nos puede arrebatar. El protagonista de la historia, basada en hechos reales, es un pequeño chico hindú llamado Saroo que se pierde accidentalmente en Calcuta y no sabe volver a su casa junto a su madre y sus hermanos. A partir de ahí inicia toda una odisea en la que se ve obligado a mendigar para sobrevivir y a huir de aquellos que quieren hacerle daño, como tantos niños en la India cuya extrema situación se denuncia en la película. Esta primera parte la distingue de cualquier convencionalismo, estremece y conmueve al mismo tiempo por la forma tan delicada en la que está filmada, sin apenas diálogos y con una cuidada dirección de fotografía. Además, es imposible apartar la mirada de la tierna y expresiva interpretación del infante Sunny Pawar, todo un descubrimiento. Afortunadamente el caprichoso destino decide que sea una familia australiana la que finalmente lo adopte y lo críe como suyo. Aquí es donde entra en escena una impecable Nicole Kidman que se luce como hacía tiempo, dando vida a una madre dedicada y voluntariosa que solo se preocupa por el bienestar de su familia. Gracias, Nicole, por brindarnos ese gran papel. No obstante, como cabía esperar porque de lo contrario no habría película, la travesía del héroe culmina cuando éste regresa de nuevo a su hogar, tal y como hizo Ulises. De ese modo, tras haber vivido acomodado, protegido (y anestesiado) durante 20 años, Saroo siente la necesidad imperiosa de emprender solo dicho periplo con ansia de respuestas. Es posible que muchos consideren que la cinta recurre a la lágrima fácil, pero un servidor discrepa rotundamente porque Lion es honesta, habla de esperanza por encima de todo, y precisamente ese tipo de relatos son rabiosamente necesarios en el cine actual.

Aspectos negativos: El personaje del hermano adoptivo del protagonista está muy desdibujado, su presencia se diluye en la trama hasta el punto de ser irrelevante. 

Valoración: Sobresaliente

No hay comentarios:

Publicar un comentario