lunes, 9 de enero de 2017

Silencio (2016)

Aspectos positivos: Con Silencio Martin Scorsese refleja que hasta los más creyentes de una fe tan contundente como el cristianismo tienen sus dudas y contradicciones en situaciones extremas. De hecho, de ahí procede el título de la película: del "silencio" al que se tienen que enfrentar los fieles, a veces impacientes por obtener una respuesta de Dios en momentos de fragilidad. Esto mismo experimenta Andrew Garfield, uno de los jesuitas protagonistas de la trama, cuyas creencias flaquean constantemente al darse cuenta del sometimiento que sufrían los cristianos en el Japón del siglo XVII una vez que viaja allí en busca de su mentor perdido. La realidad con la que se da de bruces se impone y descubre que implantar su propia religión no sirve más que para traer desgracias a todos aquellos que la profesan en secreto, hasta el punto de que él mismo llega a dudar si lo que hace es correcto. Sin embargo, lo realmente interesante de la cinta reside en que su discurso se puede extrapolar a cualquier contexto, porque al fin y al cabo es de espiritualidad sobre lo que se reflexiona, ya sea desde un punto de vista religioso o no. Y es que todo el mundo debería tener libertad para decidir en qué creer y en cómo hacerlo sin ser cuestionado o maltratado por ello. En otro orden de cosas, la recreación de la tierra nipona en aquella época es exquisita gracias a una sobria puesta en escena, así como la atroz secuencia de las crucifixiones en el mar, que está perfectamente realizada. Además, me parece un acierto el uso del recurso de la voz en off, muy útil para entender los pensamientos y desvaríos de Andrew Garfield, quien por cierto demuestra aquí una gran madurez interpretativa. 

Aspectos negativos: La cinta no llega a ser sobresaliente debido a que le sobra metraje, sobre todo en el tramo final. Llega un punto en que el mensaje que se quiere transmitir ha quedado lo suficientemente claro al espectador como para tener que repetirlo una y otra vez durante la última hora y Scorsese se redunda demasiado en la misma idea. Por otra parte, esperaba más de la presencia de Liam Neeson. Siempre dicen que lo bueno se hace esperar, pero en esta ocasión su breve aparición me ha dejado un tanto frío.

Valoración: Notable     

No hay comentarios:

Publicar un comentario