domingo, 5 de febrero de 2017

Tarde para la ira (2016)

Aspectos positivos: Tarde para la ira es un thriller en toda regla que te mantiene sin pestañear hasta el desenlace. Raúl Arévalo se ha arriesgado y con un presupuesto limitado firma una ópera prima que muchos encumbrados ya quisieran tener en sus respectivas trayectorias. De ejecución sobria, realización certera y atmósfera "sucia", el inexperto cineasta nos cautiva con una historia de venganza con tintes de novela negra a lo Cormac McCarthy e influencias de Sam Peckinpah que nada tiene que envidiar a la de cualquier producción estadounidense actual en lo que a planos y montaje se refiere. En la película palpamos y olemos la rabia, esa rabia contenida que corre por las venas de su protagonista, un soberbio Antonio de la Torre, que como siempre nos acostumbra con un papelón digno de su experiencia sobrada ante las cámaras. Además le acompaña un elenco de actores sabiamente escogidos en estado de gracia, destacando a un Manolo Solo en un personaje tan carismático que solo le bastan 15 minutos de presencia en pantalla para convencer al espectador. Se echa en falta en nuestro cine más savia nueva como la de Raúl Arévalo, cuyo guion plagado de suspense y giros de principio a fin, es de los mejores que ha habido este año. No en vano, la película ha recibido cuatro premios Goya, incluyendo el de Mejor Película. Recompensa más que merecida a un director que promete dar mucho que hablar en los años venideros.

Aspectos negativos: ¡El propio Arévalo podría haber hecho un cameo a lo Paco León! 

Valoración: Sobresaliente

No hay comentarios:

Publicar un comentario