sábado, 1 de julio de 2017

Okja (2017)

Aspectos positivos: El coreano Bong Joon-ho nunca deja indiferente, ya lo demostró con Snowpiercer y ahora con Okja reafirma su condición de cineasta al que que no hay que perder la pista de aquí en adelante. En esta ocasión el realizador nos presenta una atípica distopía, con bastantes influencias del Estudio Ghibli en su hermoso apartado estético, que tiene como protagonista a Mija, una niña coreana que durante diez años cuida de Okja, un gigantesco cerdo con el que traba una entrañable y profunda amistad, hasta el punto de que cuando la industria estadounidense decide llevárselo, Mija decide emprender una misión de rescate. A nivel narrativo, la película es sólida, no tiene ninguna fisura, y sus secuencias de acción están verdaderamente logradas, de hecho el CGI de la criatura está muy bien integrado. Además, el reparto es fabuloso: Tilda Swinton vuelve a demostrar lo bien que se siente en su papel de diva excéntrica (en este caso de la industria alimentaria), y Jake Gyllenhaal explota una faceta histriónica con su personaje que desconocíamos; ambos aportan la vis cómica a la película. Sin embargo, lo mejor del film es el trasfondo que encierra, muy necesario en los tiempos que corren. Y es que no deja de ser una mordaz crítica a nuestro actual sistema de producción alimentario en cadena, donde la mayoría de las veces los animales sufren tratos vejatorios. Habrá quien interprete erróneamente la cinta como un canto al veganismo, pero lo que realmente denuncia es el terrible e innecesario maltrato animal por parte de la industria, al mismo tiempo que ensalza un valioso mensaje que muchos quizás hayan olvidado: la estrecha relación del ser humano con la naturaleza que le rodea.         

Aspectos negativos: Que al ser producida por Netflix no es posible disfrutar de ella en salas de cine.

Valoración: Sobresaliente

No hay comentarios:

Publicar un comentario